domingo, 6 de marzo de 2011

¿Qué es felicidad?

He descubierto la psicología positiva. Que está dando bandazos por ahí desde hace tiempo… pues eso dicen, pero como yo me enteré ahora. Es lo mismo que América, estaba aquí, llena de gente y cultura, pero… Sin desviarte del tema, PEPA (solita me pongo carácter).
Los “expertos” en psicología positiva estudian qué hace a la gente feliz. ¡Ya era hora, coño! Entonces, me dije ̶ PEPA, ¿y qué rayos es felicidad? Según el diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe: felicidad - F. Estado de ánimo del que disfruta de lo que desea. O sea, ¿que si no tengo lo que deseo, cuando lo deseo, no podre ser feliz? Pues a decir verdad no siempre tengo al lado al Cabrito Pinto cuando lo deseo y por eso no me siento infeliz. Tal vez momentáneamente frustrada, pero no infeliz.
La Real Academia Española (www.rae.es) lo define como:
Felicidad (Del lat. felicĭtas, -ātis).
1. f. Estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien.
2. f. Satisfacción, gusto, contento. Las felicidades del mundo
3. f. Suerte feliz. Viajar con felicidad
¿De verdad que para ser feliz hay que “tener algo”? Casa, carro, ropa, computadora, yerba, jardin. Esto es más complicado (y subjetivo) de lo que pensaba. ¿Habrá algún deambulante que es feliz con solo la ropa que tiene puesta y con despertar y darse cuenta de que sigue vivo?
Hasta hay un diccionario de la felicidad (Diccionario de la felicidad, de la A a la Z, Beatriz Vera Poseck, Edit Integral). ¿Qué? ¿Cómo? Si necesitamos buscar en un diccionario para saber si somos felices estamos bien jodidos…
El sitio Wikipedia pone: La felicidad es un estado de ánimo que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada y buena. Tal estado propicia paz interior, un enfoque del medio positivo, al mismo tiempo que estimula a conquistar nuevas metas. Es definida como una condición interna de satisfacción y alegría. Controversial también. ¿Lo que es bueno para mí, será bueno para el prójimo? Para mí sería bueno que el vecino dejara su finca perdida y que solo el Cabrito Pinto y yo supiéramos donde está el hueco en la verja para pasarnos a allá. Dedicarnos a retozar y comer hasta el cansancio y la hartera.
De esa definición la parte que más me cuadra es lo de “condición interna de satisfacción y alegría”. Tal vez ande con un ataque de terquedad en estos días o realmente definir felicidad es difícil, subjetivo, atravesa’o y complicado.
Así que, seré fiel a mi filosofía de que NO HAY QUE ENTENDERLO TODO. Analizando demasiado se pierde tiempo que prefiero invertir en VIVIR. Concluyo que: por lo menos yo sé que la felicidad son momentos, no un estado permanente. Que las cosas más sencillas son las que muchas veces me hacen inmensamente feliz. Que a veces es la obtención de algo y a veces es estar satisfecha conmigo, tener un momento espiritual con mis Ángeles o comer yerba al lado del Cabrito Pinto. Contar con mis cabrotas amigas, entre ellas M.I. (Mi Iluminada) me hace feliz. Aprender y crecer espiritualmente, como hembra y como cabra me hace feliz. Pero sobre todo, tener la certeza de que aún me quedan por descubrir personas, situaciones, relaciones, eventos, tareas, diversiones y más, mucho más… me hace MUY FELIZ.

3 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo, PEPA, pensar pesa

    ResponderEliminar
  2. Cierto que ejercita el musculo del criterio propio, pero NO hay que pensarlo ni entenderlo todo!! Naaaaaaa.

    ResponderEliminar
  3. Qué buenos textos, Pepa. ¡He disfrutado mucho de tu blog!

    ResponderEliminar